¿Acaso será la que me ha de guiar con su alumbrar?

«Dame aquello que nadie me ha dado, aquello que todos temen dar, algo que es frágil y no se rompe… algo único que solo tu tienes… su amor su corazón su confianza su todo él» Gabriela Gonzaléz

n

      Hay cosas que se dan poco ha poco, según se van ganando, aunque aveces uno no se siente digno de darlo por acciones que se hacen.

n

      Dejar los planes y olvidar a alguien por un espejismo que aparece más cerca, pero en realidad solamente es éso: un espejismo. Y tener miedo a otras cosas y encontrar fuentes que alivian del calor de la vida, y aveces uno se olvida del acogedor territorio polar en que se debe de estar.

n

Los pingüinos sólo tienen una pareja en su vida, también los lobos, amenos que muera la pareja. Yo soy lobo en realidad… yo soy muchas cosas…

n

Yo estoy aquí, aunque yo ando buscando entre las estrellas del cielo a aquella que guía y cuida mi camino. A ella le debo mucho, por tantos pequeños detalles que ha hecho y alegrado la vida. La estrella verde de la esperanza, la que alegra y entristece mis días, por las cosas que hace y las que no se pueden hacer.

n

      Hay estrellas que brillan fuertemente, pero son ilusiones, pues son las que están muriendo aunque son jóvenes; hay una que me guía actualmente y que con su luz y calor me da alegría, pero no le puedo alcanzar aunque junto a mí está. Estaba cerca de ti y de mí cuando en nosotros nos vimos por ultima vez, pero no sé si su brillo pudiste ver.

n

      A ella es a la que amo sin saber el por qué, aunque sus actos me dan el poder y la facultad de sentir algo más que una simple amistad, aunque simples deseos míos sean en realidad y muchas cosas todavía no se puedan dar.

n

      Ella es a la que le debo muchas cosas, apesar del tamaños de sus actos, los cuales pueden parecer insignificantes; para… bueno no importa… mejor no te daño sabiendo que hay alguien. No te he contado, pero otra razón por lo que tú y yo no se da es porque mi corazón en alguien más está y ella me hace entrar en razón.

n

      Intercambiamos los organos vitales que nos estorban, os dañan y tienen mal funcionamiento, para sufrir nuestros tormentos y quizás repararlos en el intento.

n

      Yo puedo ser una mierda aveces y en otras puedo ser una gran persona, quizás no meresca contemplaciones y mucho menos grandes atenciones. Pero si te sirve de consuelo, ella y yo no se va a dar, o por lo menos solamente será amistad, lastimosamente.

n
Archivado en: Anécdotas, Historias, La vida en El Salvador, Pensamientos, Y muchas cosas más de mi vida


Descubre más desde El Mundo de Suiri

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.


Comentarios

Deja un comentario

Descubre más desde El Mundo de Suiri

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo